compostaje.es.

compostaje.es.

Cómo construir tu propio compostero en casa

Introducción:

El compostaje es una técnica muy útil en todo hogar para reducir los residuos orgánicos y crear un abono natural para nuestras plantas. Uno de los principales problemas al intentar hacer compost en casa es el espacio, sin embargo, es posible construir tu propio compostero en casa de forma sencilla y económica. En este artículo te enseñamos cómo puedes hacerlo de manera adecuada y eficaz.

Paso 1: Elegir el lugar adecuado para el compostero

Lo primero a tener en cuenta es que el lugar donde vayas a ubicar el compostero debe ser un lugar ventilado y con acceso al sol. Si es posible, busca un lugar apartado de la casa, donde el olor no te moleste y donde no atraiga plagas y animales indeseados. También es importante tener en cuenta que el compostero debe estar lo suficientemente alejado de pozos de agua o de la habitación donde duermes.

Paso 2: Escoger el tipo de compostero que deseas

Existen diferentes tipos de composteros según el espacio que tengas en casa y el uso que le quieras dar. Es importante elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Hay composteros simples, que son como un contenedor al aire libre y composteros más elaborados, que pueden ser de madera o de plástico y que tienen diferentes compartimientos para diferentes etapas del compostaje.

Compostero simple:

El compostero simple es sin duda la opción más fácil y económica. Basta con un par de palets para hacer la estructura y una malla para cubrirlo. Lo primero que hay que hacer es colocar los palets en forma de cuadrado, procurando que quede bien firme. Luego, se recubre el fondo con ramas, hojas secas y otros materiales vegetales. Encima de esto, se van colocando los residuos orgánicos (restos de comida, hojas, ramas, etc) y se va humedeciendo todo con un poco de agua. Es importante no mezclar el compost y dejar que los residuos se vayan descomponiendo poco a poco. En el compostero simple es recomendable no colocar restos de alimentos de origen animal, ya que estos atraen a animales y malos olores. También es importante mantenerlo cubierto para evitar que caiga una lluvia fuerte y que el compost se sature y se estropee.

Compostero elaborado:

Este tipo de compostero es ideal para quienes tienen un jardín grande y quieren producir una gran cantidad de compost. Los composteros elaborados pueden ser de madera o de plástico y tienen diferentes compartimientos para diferentes etapas del compostaje. Es importante que el compostero tenga tapas que permitan el acceso al interior para remover el compost y supervisar el proceso de descomposición. Es recomendable utilizar restos de alimentos de origen animal sólo en la etapa final del compostaje, donde se crea el abono.

Paso 3:Agregar los restos orgánicos

Una vez que tienes tu compostero, ya sea simple o elaborado, es hora de comenzar a agregar residuos orgánicos. Los restos de comida (frutas, verduras, cáscaras, etc.), restos de jardinería (pasto, ramas, hojas secas, etc.), el papel de cocina y el papel higiénico, son ejemplos de residuos orgánicos que pueden ser utilizados para hacer compost. Es importante no poner carne, huesos, grasas, productos lácteos o aceite, ya que estos residuos pueden atraer animales y plagas.

Paso 4: Vigilar el proceso del compostaje

Sin importar qué tipo de compostero hayas elegido, es importante supervisar el proceso de descomposición. Esto ayudará a determinar cuándo el compost está listo para ser utilizado. El compost debe tener una apariencia oscura y huele a tierra. Si el compost tiene una textura grumosa, significa que todavía no está maduro y que necesita más tiempo para descomponerse. Es importante asegurarse de que el compost tenga suficiente humedad, pero no demasiada, ya que esto puede detener el proceso de descomposición.

Paso 5: Usar el compost para mejorar el suelo de tu jardín

El compost es una gran fuente de nutrientes para las plantas y cultivos. Una vez que has creado tu compost, es hora de utilizarlo para mejorar el suelo. Para ello, debes de mezclar el compost con la tierra y crear una capa de unos 5 cm. de espesor. Esto ayudará a proporcionar nutrientes a las plantas y a mejorar la calidad del suelo.

Conclusión:

Con la ayuda de estas instrucciones, puedes hacer tu propio compostero en casa y producir tu propio abono natural para tus plantas y jardín. Recordemos que el compostaje es una técnica eficaz para reducir los residuos y crear un entorno más saludable. Es una excelente opción para quienes desean contribuir con el medio ambiente y mejorar la calidad del suelo en el hogar. ¡Comienza hoy mismo a hacer tu propio compost!